Tejidos adaptados a la forma de tu cuerpo

Los vestidos presentan características muy variadas: diseños voluminosos, con o sin forma, largos, cortos, de terciopelo, con lunares…cada modelo favorece más o menos a unas personas u otras en función de la forma de su cuerpo. Este tema es de importante preocupación para la mayoría de las personas a la hora de adquirir una prenda nueva, y es que conocer los diferentes tipos de tejidos y los secretos a favor de los distintos tipos de siluetas, puede ser de especial relevancia a la hora de sacarle partido a cualquier vestimenta.

Según las distintas siluetas podemos establecer patrones específicos que permitan su aplicabilidad a los cuerpos existentes, creando estos a partir de rasgos y características concretas válidas para la generalidad. Comúnmente estos patrones se conocen como el modelo “cuerpo de pera”, “cuerpo rectángulo”, cuerpo de “triángulo invertido”, “reloj de arena” y “cuerpo con forma de manzana”.

Tejidos favorables a tu silueta:
El cuerpo de pera se caracteriza por el tamaño de su caderas, por esta razón es importante decantarse por tejidos rectos y ceñidos. Se recomienda utilizar colores vivos en la parte superior del vestido y evitar los estampados y tejidos de especial volumen en la parte inferior.

Por el contrario, el cuerpo rectángulo responde muy bien a tejidos voluminosos, volantes, tejidos y estampados. El principal reto para personas cuyas proporciones responden a dicho modelo de figura consiste en resaltar las curvas. Para ello, deben descartar los vestidos rectos, pues su principal objetivos es definir bien la cintura. Muy aconsejable resultan los complementos que potencian esta parte del cuerpo, como lazos, cinturones o cualquier otro adorno similar.

El cuerpo de triángulo invertido debe evitar con especial atención las rayas horizontales. Estas personas suelen ser consideradas como aquellas que tienen mayores dificultades a la hora de elegir sus atuendos. Deben emplear tejidos anchos y no muy ajustados al cuerpo. Los escotes en forma de V suelen ser muy favorecedores para estas personas que deben evitar, en la medida de lo posible, los escotes en forma de barco. También deben huir de los tirantes, especialmente si son demasiado finos.

Las personas con cuerpo reloj de arena deben destacar su figura a través de tejidos ceñidos, que se ajusten bien al cuerpo. Pueden utilizar cualquier tejido u estampado tanto en la parte inferior o superior de sus vestidos.

Por último, las personas con cuerpo en forma de manzana deben evitar los tejidos ajustados, así como los estampados y los tejidos voluminosos. Los colores lisos suelen ayudarles a potenciar su figura.

Vestidos y complementos que respondan a lo que necesita tu figura, la clave para sentirse bien y conforme con un diseño.

CATEGORIES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *